Quería que todo fuera muy especial, e hizo todo lo posible para que la velada fuera de lo más romántica: música agradable ambiental, suelos perfumados, unas velitas por aquí y por allá, el pecho musculoso al descubierto y por supuesto una cámara para grabar videos caseros a costa de las espectaculares mamadas de su chica, una de esas morenas que no solo te ponen cachondo con pestañear, sino que además van enseguida tras el bulto que palpita en tu pantalón…
mamada romántica


Chat Porno