Estos dos actores porno habían ido a un casting porno (cómo no), pero allí no parecía venir nadie. Aburridos en el salón donde se iba a grabar la escena y frente a las cámaras, aparentemente apagadas, decidieron jugar a las cartas. Pero claro, tenerse frente a sí generó demasiada tensión sexual y al final acabaron practicando un poco el casting a base de buenas mamadas. Por cierto, el resultado de la improvisada grabación fue tan bueno que decidieron mostrarlo.
mamadas casting Leer mas… »