Esta jovencita tetuda pero poco agraciada no se echaba novio ni pagando, así que unas amigas le recomendaron que fuese a un bar, que se ligase a alguno, aunque a ella no le apeteciese sexo casual. “Tienes que abrir un poco más tu mente y tus piernas”, le dijeron, así que finalmente cedió. Pero, tímida como es, no se le ocurrió otra cosa que ir al mueble-bar de un conocido, y ligárselo allí mismo en su casa. Bueno, el caso es que la jugada le salió bien, y enseguida los dos acabaron follando en el sofa.
follando bar casa


Chat Porno