Estas dos morenas llegaron para una entrevista de trabajo en la que solo había un puesto disponible, pero menudo puesto. El caso es que al entrevistador se le ocurrió someterlas a una prueba de lo más complicada, así que las desnudó y las dejó hacer para que le convencieran de sus dotes para el empleo. Pronto, la de las gafitas, una de esas asiaticas con pinta de intelectual, y la otra, la morena de la sonrisa provocativa, comenzaron a hacerle pajas y ponerle el condón…
dos para el puesto


Chat Porno